martes, 2 de julio de 2013

Testimonio de Lilly goodman

< t>

Cuando el norteamericano David M. Hegwood se acercó a Lilly Goodman, poco tiempo después de haberla conocido, y la invitó a cenar, la cantante cristiana sonrió satisfecha, reconociendo en aquel gesto amable una de las señales que horas antes ella le había pedido a Dios, para saber si éste era el hombre de sus sueños.

En entrevista para el programa de la televisión argentina “Justo a tiempo”, que conduce el reverendo Claudio Freidzon, la cantante cristiana dominicana, contó, dejando gratamente impresionado al conductor, que estaba junto a otras personas cuando vio entrar a David y sintió que se le iba el aire y todo cambiaba en su vida. Se lo presentaron y como sentía que él sería algo especial para ella, pidió a Dios dos señales que le permitieran determinar si era la persona que le convenía a su lado.

Ella misma pautó que las señales serían que la invitara a cenar y al cine. Por eso, cuando él se le acercó y le hizo la primera de estas invitaciones, entendió que lo amaría. Pero, faltaba una de las señales, y como por "arte de magia", luego de que esa noche fueran a cenar, a la salida del restaurant, lo primero que vieron fue un cine. El de inmediato le dijo que si quería ver una película y ella aceptó, ya segura de que sus vidas estarían unidas en lo adelante.

Casados desde hace cuatro años, ahora David M. Hegwood es manager y esposo de una de las intérpretes cristianas más destacadas del país, pero ahora, además, anuncian que esperan su primer hijo.  La noticia, anunciada en el programa argentino, pero previamente en el Facebook de la cantante, generó en el primer día más de 3 mil comentarios de gente que los felicitaba y augura lo mejor en esta nueva etapa de su matrimonio.


< >

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada